Summit 2022: Mantener la conexión cuando su equipo está disperso

mantener la conexión
Autor: Jay Dixit

Uno de los desafíos más abrumadores y complejos de la pandemia ha sido cómo mantener la conexión entre colaboradores, con sus líderes y entre ellos, en un momento en que los equipos ya no se reúnen en persona. Sin pausas para beber agua, charlas casuales en el escritorio y happy hours después del trabajo, ¿cómo podemos crear un sentido de pertenencia?

Esa es una pregunta que Eva Majercsik, directora de personal de Genesys, líder mundial en la nube en orquestación de la experiencia del cliente que brinda soluciones tecnológicas para organizaciones en más de 100 países, ha estado lidiando durante los últimos dos años. Nos comunicamos con Eva en su oficina en el estado de Washington para preguntarle qué hemos aprendido del encierro, cómo la empatía puede afectar las conexiones y las mejores formas en que las organizaciones pueden escuchar a los colaboradores. A continuación se presentan extractos editados.

En términos más simples, ¿qué significa conexión en el lugar de trabajo?

La conexión en el trabajo se trata de cómo interactuamos entre nosotros, cómo trabajamos entre nosotros, cómo atravesamos los desafíos. Se trata de empatía: preocuparse verdaderamente por las personas, en lugar de verlas como un recurso. Eso hace que el equipo sea mucho más cohesivo y eficaz.

¿Cómo ha afectado la situación en la que nos encontramos ahora a esas conexiones?

Debido a la pandemia, hemos tenido que ser mucho más intencionales para establecer conexiones personales y conocer gente. A veces es simplemente ir a una reunión y pasar dos segundos preguntando: “¿Cómo estás?” A veces, el simple hecho de que su colega o su gerente le pregunte cómo le está yendo, y realmente se preocupe, hace una gran diferencia.

Es muy fácil pasarlo por alto, porque a veces nos preocupamos por los negocios y algunas de estas son cosas que dábamos por sentadas antes de la pandemia. Tal vez uno de los aspectos positivos de la pandemia sea aprender a ser más intencional al establecer estas conexiones personales.

Si observa las estadísticas, vemos ansiedad, depresión y estas renuncias masivas: personas que van de un trabajo a otro. Liderar con empatía y dar espacio a las personas para que sean ellas mismas, hablen, discutan, estén de acuerdo y no estén de acuerdo, es una herramienta de retención muy importante.

Las empresas se han dado cuenta de que las personas no son solo un mecanismo mediante el cual se hacen las cosas. Una organización en la que los colaboradores sientan que la empresa se preocupa por ellos, ya que la gente llegará muy lejos.

Mencionaste darles a los colaboradores espacio para hablar. ¿Cuál es su método para escucharlos?

Tenemos diferentes mecanismos. Ofrecemos un foro en el que los colaboradores pueden hacer preguntas, que luego podemos abordar públicamente en nuestras reuniones generales.Contamos con un portal donde los empleados pueden tener interacciones con los principales líderes de la empresa. Tenemos nuestra encuesta anual de compromiso. Tenemos pulsos continuos, preguntando a los colaboradores cómo se han sentido durante el viaje de COVID. Cuando tomamos decisiones como parte de nuestro grupo de trabajo, tenemos todo eso en cuenta.

Tienes empleados en lugares como India y Filipinas, donde hay menos infraestructura para luchar contra el COVID. ¿Cómo afectó eso el apoyo que se les brindó?

El año pasado, lidiamos con picos masivos de COVID en India y Manila. En India, ampliamos la telesalud muy rápidamente, por lo que incluso los colaboradores que se habían mudado fuera del lugar podían levantar el teléfono y hablar con un médico. Lamentablemente, tuvimos algunas pérdidas y, en esos casos, ampliamos nuestros beneficios para sobrevivientes para ayudar a las familias en la transición. En Manila, no solo tuvimos la pandemia, sino que también hubo un tifón. Navegar a través de estos casos creó una complejidad completamente diferente y el liderazgo de nuestro sitio realmente se unió para brindar asistencia a los colaboradores y las familias que no tenían adónde ir.

El solo hecho de que estuviéramos allí, con un liderazgo muy fuerte en el sitio, marcó una gran diferencia para los equipos sobre el terreno. Solo el hecho de que nos pusimos al teléfono con los trabajadores y les preguntamos: “¿Cómo estás?” Se trata de cuidar. No asumir que lo que está pasando en Seattle es lo mismo que está pasando en Sao Paulo.

¿Qué crees que la gente no entiende acerca de fomentar las conexiones? ¿Qué está haciendo mal la gente?

Necesitamos respetar el hecho de que no todos van a tener el mismo punto de vista que nosotros. No asumas que la gente sabe de dónde vienes.

Soy hija de inmigrantes húngaros que abandonaron Hungría después de una revolución en protesta por la ocupación soviética. Crecí en Perú, fui a una escuela británica y ahora vivo en los Estados Unidos desde hace 20 años, a excepción de una pareja que vive en Europa. Mi primer idioma ni siquiera es el español. Mis padres siempre me hablaban en húngaro.

Todo esto me ayudó mucho, porque lo primero que hago es orientarme. Siempre le digo a la gente: Tómese el tiempo para escuchar lo que le rodea antes de emitir un juicio rápido.

¿Cómo nos aseguramos de no olvidar todo lo que hemos aprendido en los últimos dos años?

Me preocupa que cuando volvamos, olvidemos lo que aprendimos. Necesitamos asegurarnos de no volver a nuestros comportamientos anteriores. Los líderes deben liderar de manera diferente. Los colaboradores deben estar empoderados para navegar sus carreras.

Tenemos que ser muy intencionales para asegurarnos de que todos estemos en el mismo campo de juego. Ya le dije a mi equipo: “Hasta que no estemos todos juntos, no vamos a tener un fuera del sitio. Todos nos vamos a quedar en el mismo campo de juego”.

Pero también pongo la responsabilidad en cada uno de nosotros. Todos somos colaboradores. Entonces, tener ese sentido de empoderamiento para hablar. Si hay un equipo en persona y soy el único en Zoom y la gente está chateando, también tengo la responsabilidad de levantar la mano y decir: “Hola, estoy aquí”.

En NLI, a menudo hablamos de dar consejos que son simples y pegajosos. ¿Cuál es una frase simple que le dirías a la gente para llevar a cabo durante el día?

“Sé empático”. No asuma que todos están pasando por lo mismo. Nunca sabes lo que está pasando, así que sé empático. Creo que eso va a hacer una gran diferencia en la vida de las personas.

Este artículo está vinculado a CUIDA, una de nuestras soluciones. Conoce más acerca de las soluciones ofrecidas por el Instituto de NeuroLeadership Institute en Latinoamérica.

Para leer el artículo original ingresa a este enlace.

Categorías
Destacados
Topic
Síguenos
Selecciona la moneda